La Misión Seedbomb implica utilizar un avión bombardero cargado de Cápsulas de Semillas. Básicamente el proyecto consiste en esparcir semillas sobre terrenos áridos donde la vegetación natural ha desaparecido debido a la actividad del hombre como la deforestación, que supone de desertización del terreno. Cada cápsula contiene un suelo artificial cultivado con semllas que son lanzadas desde el aire en regiones seleccionadas.

La cápsula que contiene el abono plantado es de plástico biodegradable. Primero sirve como un pequeño invernadero donde la semilla crece protegida. A la vez la cápsula comienza a degradarse sin contaminar el entorno hasta desaparecer por completo, dejando que el crecimiento del cultivo siga su curso natural.

bombas-plantar-semillas

TEMA RELACIONADO:

Bolas de arcilla de Masanobu Fukuoka

Anuncios